VAMOS CON ESE PSOAS SOLDADOS !!



El monstruo de Lago Ness, el Yeti, el hombre lobo, el músculo iliopsoas ,… criaturas todas ellas ficticias, fruto de la inquieta imaginación de la mente humana. Las leyendas anatómicas relatan sobre la existencia de un flexor de cadera compuesto por dos músculos, el psoas y el ilíaco, que gracias a su terminación conjunta sobre el fémur, desempeñan una misma acción sobre la extremidad inferior. La realidad biomecánica en cambio nos argumenta que el psoas y el ilíaco son dos hermanos que comparten un destino, pero con orígenes y ocupaciones muy diferentes.

Toda musculatura con capacidad para asistir en una flexión coxal (sartorio, TFL, recto anterior, aductor, pectíneo e ilíaco) nace de la cadera; a excepción claro está, del enigmático psoas cuyas fibras emanan de toda la columna lumbar, además de la última vértebra dorsal. Fuertemente arraigado a esta región del raquis ( las fibras se originan de las apófisis transversas, cuerpo vertebral y discos intervertebrales), el psoas no se compone de un cuerpo muscular uniforme. En cambio, está constituido por múltiples fascículos o “paquetes” musculares de una longitud que oscila entre los 3 y 8 cm que se originan a nivel segmental, extendiéndose en dirección inferolateral hasta alcanzar un tendón común. Asimismo, estas fibras poseen una estructura unipeniforme con una capacidad de acortamiento limitada.



El análisis de un corte transversal a nivel lumbar inferior nos muestra el psoas como el músculo de mayor dimensión en la región, con una disposición a ambos lados del cuerpo vertebral a modo de columna de sujeción. Por si fuera poco, la relación anatómica del psoas con el raquis se amplia a través de sus complejas alianzas fasciales con el diafragma, suelo pélvico y abdominal transverso ( conjunto muscular que constituye la unidad interna de estabilización espinal). Una arquitectura anatómica demasiado interesante y compleja para un simple flexor de cadera, no es cierto?



Alguna que otra pista más… Sujetos con ciática unilateral a consecuencia de una hernia muestran una reducción considerable del tamaño del psoas, que se localiza en el lado afectado y al nivel concreto de la lesión discal. Existe también en pacientes de espalda una relación directa entre la intensidad del dolor y la duración de los síntomas, con la magnitud del deterioro en la sección transversal de este músculo. Una evidencia de disfunción característica de músculos locales, como el transverso y el multífido, asociados al control segmental del raquis.

Queda claro que el psoas está sobrecualificado para el trabajo de flexor de cadera. Por qué la confusión entonces? Partiendo de un difícil acceso para estudios electromiográficos (dada la profundidad de su localización), este tipo de investigaciones solo identifican que un músculo se activa en una función concreta, pero resulta imposible especificar si la actividad del psoas sirve para movilizar el fémur, estabilizar la columna, o ambas funciones. Recurriendo a modelos biomecánicos a partir de disecciones y estudios por imagen, se concluye que el psoas actúa principalmente como estabilizador: a nivel lumbar ejerciendo una compresión axial que mejora la rigidez segmentaria y en menor grado, a nivel de cadera manteniendo la cabeza del fémur en el acetábulo. Y qué hay de cierto sobre los rumores que implican al psoas en la flexión lumbar? En realidad, con una línea de acción tan cercana al eje de rotación vertebral no es posible una contribución muy significativa ( lo mismo se infiere de la flexión lateral). No obstante, durante una flexión de cadera, así como el recto abdominal controla la anteversión pélvica y a modo global la flexión del raquis lumbar, el psoas resiste individualmente el momento de flexión impuestos sobre los cuerpos vertebrales (recuerda que todo los flexores se originan en la cadera por lo que su acción sobre el fémur también conlleva una anteversión pélvica y extensión lumbar que hay que controlar)



A modo conceptual, imaginamos la unidad interna de estabilización espinal como un cilindro, con el diafragma en la parte superior, el suelo pélvico en la inferior y la paredes formadas por el transverso y multífido. La disposición anatómica del psoas le podría permite establecer una conexión funcional entre el diafragma y suelo pélvico. Por otro lado, repasando de nuevo el corte transversal, la disposición anterior del psoas, se opone con la orientación posterior del multífido, igualmente a ambos lados del cuerpo vertebral. Cuatro guardaespaldas pegados a la vértebra encargados de su seguridad !



CONTINUARÁ CON MÁS HISTORIAS SOBRE ESTE MÚSCULO, EJERCICIOS, ETC…

3 comentarios:

Albert dijo...

De nuevo genial!!!! Interesantisimo tema!!!
Hector, seria mucho pedir, poder recibir via mail los apuntes de la columna dorsal que comentaste en el Platena Fitness? No recuerdo bien si comentaste que los podias enviar. Por si fuera posible, te doy mi correo. albertt79@hotmail.com.
Muchas gracias de antemano!
Como tambien te comenté, en breve enviare dudas para tu futuro post... que tengo muchas!

Anónimo dijo...

desde luego cuanto más leo más me doy cuenta que esto del gimnasio es más serio de lo que parece y lo que miro es que la gente hace peso muerto, sentadillas profundas a lo heavy pero no los ves pararse unos minutos a estirar los músculos, el psoas tampoco, me pregunto que pasara dentro de 10 años....

Albert dijo...

Hola Hector, ahora que veo que Anónimo comenta lo de los estiramientos, me viene a la cabeza que el año pasado leí que Paco Seirulo (preparador fisico del Barça)comentó que incidiria poco en el estiramiento para un mayor rendimiento en la temporada. No recuerdo bien, ni el porque, ni el como, sabes o recuerdas algo?
Por si acaso, seguire indagando para conseguir mas información.

Un saludo.